Bóveda nervada de medio punto

La construcción de la bóveda comienza con el replanteo en planta de los pilares, estos se situan en las esquinas de un cuadrado de 2 metros de lado. Los pilares se construyen con 8 hiladas de 2 ladrillos de hueco doble hasta alcanzar una altura de 60 centimetros.

20170315_090611.jpg 20170315_092053.jpg

Una vez construidos los arranques y las cimbras de carton para los arcos cruceros de medio punto, comenzamos con la construcción de estos. Ponemos especial cuidado en los arranques, ya que de los pilares también arrancaran los terceletes. Por eso arrancamos los primeros arcos con una rasilla en vertical y el resto en horizontal, doblando el arco contrapeando las yagas para aumentar la resistencia (fue necesaria incluso una tercera hoja para evitar el colapso del arco.  La construcción del segundo arco crucero es igual, reutilizando la misma cimbra de carton. Además levantamos los enjarjes algo mas de un metro rellenándolos de cascotes y yeso.

20170323_093212.jpg20170323_093157.jpg

Una vez terminados los arcos cruceros, comenzamos a levantar los arcos apuntados en los lados del cuadrado inicial, reutilizando la cimbra de carton para que tuvieran la misma curvatura. Hubo problemas en los arranques que comprometían la estabilidad de los arcos cruceros pero que pudimos arreglar colocando ladrillos en la parte superior para unir mas firmemente los arcos.

20170418_143441.jpg

Decidimos prescindir de los terceletes, ya que los arcos cruceros y los apuntados tenían la misma altura y por lo tanto no había curvatura suficiente. Por eso comenzamos a cerrar la bóveda con plementería. La plementería también supuso algunos problemas menores como la curvatura negativa en algunos puntos o las deficiencias geométricas a la hora de cerrar la bóveda por el centro, que tuvimos que rellenar con trozos irregulares y mucho yeso, dejando un aspecto menos perfecto, pero eso no era lo importante.

Una vez cerrada la bóveda con la plementería, rematamos colocando una segunda hoja añadiendo mas resistencia y permitiéndonos subirnos una vez terminada.

20170526_160803.jpg

Gonzalo García Vicente

Anuncios

Maqueta impresa 3D | Paso 2: IMPRESIÓN

Una vez estaba listo el archivo, tras el modelado y la posterior adaptación de éste, lo metimos en la impresora 3D y comenzó la impresión; tardó unas 20h en hacer los enjarjes y los nervios, debido a los soportes, y otras 7h para hacer la plementería. Aquí adjuntamos algunos vídeos con el proceso de impresión:

 

Una vez impresa tuvimos que retirar la cimbra que habíamos creado para que los arcos salieran de manera correcta. Para lograr un buen acabado final utilizamos el Dremel con lijas de varios granos hasta que hicimos que desaparecieran las marcas de las cimbras. Estas son algunas de las fotos de ese proceso:

Collage01.jpg

Por último, sólo nos quedaba colocar los plementos a la estructura de nervios de la bóveda.

Collage02.jpg

El resultado final, el cual habíamos buscado desde el principio, era obtener un modelo lo más parecido a la realidad de las bóvedas tabicadas; las cuales entienden la idea de la bóveda como una fina lámina, como un cascarón, si lo comparamos con la gran luz que cubre. Estas son algunas de las fotos en las cuales se puede ver las dos ‘bóvedas gemelas’; por un lado, la original hecha durante el curso con rasillas y yeso, y por otro, la maqueta hecha usando la tecnología de impresión en 3D.

IMG_20170510_161611635.jpg

IMG_20170510_161706495 EDIT V2.jpg

Apartado 2/2.

Hecho por Jorge y Luis

Maqueta impresa 3D | Paso 1: MODELADO

Una vez finalizada la construcción de la bóveda en la realidad, nos disponemos a la construcción de un modelo 3D a escala más reducida.

El objetivo que se persigue es el de realizar un REGISTRO FÍSICO de las complicaciones a la hora de realizar la bóveda en la escuela, construyendo un modelo reducido con las correcciones convenientes. Los aspectos constructivos a revisar tras la elaboración de la bóveda a escala real fueron:

1- Posibilidad de construcción de una bóveda de luz mayor (la limitación vino dada por la altura del techo). Proponemos la creación de una bóveda con cuadrado que la inscribe de 5x5x3.6m. 

2- Disposición de los soportes en dirección perpendicular a los arcos principales. En la realidad, fue construida con los soportes siguiendo la ortogonalidad del cuadrado circunscrito, lo que provocó que los arcos principales acometieran a los enjarjes diagonalmente a 45º. 

3- Los arcos secundarios, deben curvarse hacia el interior de la bóveda, siguiendo las directrices del dibujo que se adjunta. En la realidad fue construido de forma perpendicular a los soportes (siguiendo al igual que los soportes, la ortogonalidad del cuadrado circunscrito). 

4- Incorporación de los arcos rampantes que en la realidad no pudieron llevarse a cabo por problemas técnicos. Bóveda.3dm

 

El modelo, con la escala cambiada a cuadrado de 5x5m, quedaría con referencia humana de la siguiente manera.

Bóveda.3dm

 

Para la construcción del modelo para la IMPRESORA 3D,  procedemos a la creación de un modelo 3D en Rhinoceros 5.0 (a partir del cual hemos obtenido las planimetrías). Mediante el programa Cura 2.4, procedemos a recreaciones de la impresión en máquina 3D para verificar su correcta ejecución.

Es importante destacar, la necesidad de SOPORTES para su correcta construcción. Estos soportes hacen el símil con la realidad: las CIMBRAS utilizadas durante el proceso de construcción. A continuación se muestra una recreación de la impresión de la bóveda SIN SOPORTES. 

 

Los soportes son calculados automáticamente por el programa de impresión 3D Cura 2.4. A continuación, mostramos el vídeo de la impresión de la bóveda CON SOPORTES. 

 

Apartado 1/2.

Hecho por Jorge y Luis

ACABAMOS

Casi casi terminada, ya nadie tenía miedo de subirse en ella.IMG_7863

El pasado miércoles 10 de mayo, cerramos nuestra bóveda. Le hemos cogido tanto cariño, que no queremos que llegue el 2 de junio, “fiesta del escombro”.IMG_7861

 

IMG_7841 copy

Tabla

El último en formar parte de la bóveda ha sido Tabla, que ha estado supervisando la obra y vigilando las 24 horas desde el primer día.

 

 

 

 

 

 

De parte de todos, gracias a Esther, Ignacio y Santiago por sus ganas de enseñar y hacer posible este taller.

CONTINUAMOS…

Tras terminar con los cuatro arcos perimetrales y los cruceros, se hicieron dos cimbras a modo de guia para la construcción de los terceletes (arco que une crucero y arcos perimetrales por las claves).

Al colocarlas y empezar a construir los terceletes, nos dimos cuenta de que éstos no alcazaban la suficiente curvatura, ya que el crucero tiene una altura prácticamente igual que la del arco perimetral, así que decidimos rellenar directamente con plementería. Comenzamos con rasillas perpendiculares al arco perimetral para hacer un encuentro más fácil en la clave.

A varios de nosotros, la curvatura negativa que se nos ha ido formando en la plementería, la vamos corrigiendo poco a poco hasta conseguir que sea positiva y así un mejor aguante.

Andrea Benavente, Mario Hormigos, Luis Moreno, Jorge Oettel y Andrea Vázquez.

NUESTRA PEQUEÑA OBRA DE ARTE

Tras casi, o no tan casi, un mes de trabajo, nuestra bóveda tabicada va cogiendo forma. Terminados los dos arcos de medio punto (cruceros) comenzamos a levantar los arcos apuntados a partir de las mismas cimbras que usamos para los arcos anteriores, lo que quiere decir que tienen la misma curvatura.

Durante la construcción de uno de los primeros arcos apuntados, tuvimos que picar en el apoyo para poder asentar bien el primer ladrillo, esto provocó que el segundo arco de medio punto, que apoyaba sobre el primero, descendiese dos dedos sin llegar a formar mecanismo de colapso. Esto ha provocado que en la parte superior de los cruceros hayamos tenido que colocar ladrillos a modo de unión.

Irene López-Hermosa Jabardo

Bóveda nervada de medio punto

Hace unas semanas comenzamos una nueva bóveda, esta vez entre todos. La bóveda se construirá con dos arcos de medio punto (cruceros) que unirán las esquinas de un cuadrado de 2 metros de lado de planta. Más adelante levantaremos los terceletes y rampantes, todos ellos con la misma curvatura, ya que reutilizaremos las cimbras que hayamos fabricado para los cruceros.

El replanteo comienza dibujando en planta un cuadrado de 2×2 metros, localizando los puntos donde más adelante arrancarán unos pilares con ladrillo de hueco doble. Colocaremos 8 hiladas para alcanzar una altura de aproximadamente 60 cm.

A la par, vamos fabricando las cimbras que nos servirán de guía para la construcción de todos los arcos de la bóveda. Lo haremos uniendo dos plantillas iguales de cartón, con la forma de los arcos, con un núcleo resistente también de cartón. Para que el proceso sea más rápido separamos la cimbra en dos partes, dos medios arcos.

cimbraCon las cimbras y arranques listos empezamos el primer crucero. Lo primero, colocar la cimbra en el sitio definitivo. Para hacer más fácil el arranque de los terceletes posteriormente colocamos la primera rasilla en vertical y a partir de esta ya irán en horizontal. A la vez que vamos construyendo la primera hoja vamos doblando con una segunda contrapeando las llagas para darle más resistencia. (Cuando hicimos el descimbramiento del primer crucero nos vimos obligados a doblar con una tercera hoja hasta una altura de 180 cm para evitar que se formase un mecanismo de colapso).

A la semana siguiente descimbramos el primer crucero. Antes de esto habíamos levantado los enjarjes hasta una altura de 120 cm. Están rellenos de cascotes y escombros mezclados con yeso. Los sacos de yeso que están encima de estos hacen las veces de pináculo centrando las cargas horizontales del arco dentro del pilar.

 

crucero1crucero2

Andrea Benavente, Mario Hormigos, Luis Moreno, Jorge Oettel y Andrea Vázquez.